02.04.2015

Mancomunidad de Naciones – Palabra del día

Uno de los símbolos más reconocibles de la influencia británica en el extranjero es la Mancomunidad de Naciones. Aunque muchos puedan conocer la organización, que en la actualidad cuenta con 53 naciones independientes y une a personas con un mismo idioma, historia, cultura y valores, el propio término se utiliza ampliamente. Además de la Mancomunidad Británica (British Commonwealth), existe la Comunidad de Estados Independientes (Commonwealth of Independent States), compuesta por las antiguas repúblicas soviéticas. Es más, algunos países se han autodenominado mancomunidades, como Australia y las Bahamas, e incluso algunos estados de EE. UU. son mancomunidades oficiales, como Virginia y Massachusetts. Obviamente, el término se ha utilizado extensamente, pero ¿qué podemos decir de la propia palabra mancomunidad? ¿Qué significa y de dónde proviene? Ya que el Día de la Mancomunidad de Naciones se ha celebrado este mes, vamos a echarle un vistazo más de cerca.

Mancomunidad apareció por primera vez en inglés a finales del siglo XV. Resulta interesante que la primera mancomunidad reconocida y registrada estuviera en Islandia alrededor de los siglos X y XIII, varios siglos antes de que apareciera en inglés. No obstante, en ejemplos como este, así como en la Mancomunidad de Polonia-Lituania, el término se puede interpretar como una asociación libre o democrática. La primera vez que el término se aplicó en un contexto británico fue a mediados del siglo XVII, cuando, tras la segunda guerra civil inglesa, el Parlamento Remanente adoptó «un acta que declaraba a Inglaterra una mancomunidad».

En su uso, podemos ver esta multitud de significados. El primer uso por escrito de esta palabra viene de John Hardying alrededor de 1465, quien escribió en su Chronicle que un hombre «había sostenido la mancomunidad», lo que representaba el bien común. Más de un siglo después, es 1583, en el libro De Republica Anglorum de Thomas Smith, se muestra el significado de un estado cohesionado: «una mancomunidad es una sociedad creada por varios hombres libres agrupados y unidos por un acuerdo común entre ellos». El uso parlamentario de la palabra mancomunidad se puede encontrar en varios documentos gubernamentales del periodo interregno. Finalmente, puesto que hemos celebrado el Día de la Mancomunidad de Naciones este mes, puede que la frase más aplicable sea la del respetado líder y hombre de estado Jan Christiaan Smuts, quien, en 1917, escribió que «el Imperio Británico es mucho más que un estado… Somos un sistema…. de naciones y estados… que se autogobierna, que ha evolucionado sobre los principios del sistema constitucional y que ahora son casi estados independientes y que pertenecen a este grupo, a esta comunidad de naciones, a la que prefiero llamar la Mancomunidad Británica de Naciones».